Conozca los últimos avances en prótesis de rodilla a día de hoy (año 2020) y lo que puede esperar en el futuro.

La cirugía de prótesis de rodilla ha evolucionado en los últimos cuarenta años para mejorar la calidad de vida de los pacientes que sufren enfermedades degenerativas (artrosis) de esta articulación, de una manera reproducible y segura.

Aunque en la actualidad esta operación de prótesis de rodilla ha alcanzado con creces estos objetivos, en los últimos años han aparecido novedades para facilitar su implantación y promover la precisión del cirujano:

Escuelas de prótesis

Reuniones (en la actualidad virtuales) previas a la intervención en las que se le explican al paciente todos los detalles del proceso para mejorar su experiencia como paciente y disminuir la ansiedad.

Medidas para el ahorro de sangre

Son muchas los avances que han permitido en los últimos años reducir al mínimo la necesidad de transfusiones tras una prótesis de rodilla: donación de la propia sangre que se reserva para el paciente por si fuese necesaria tras la cirugía, cirugía menos invasiva, técnicas anestésicas mas novedosas, avances en medicación (ácido tranexámico, EPO), etc.

Manejo del dolor postoperatorio

La analgesia (medidas para tratar el dolor) multimodal permite una recuperación más rápida y satisfactoria de la rodilla mediante la anestesia espinal, los bloqueos de nervios periféricos, la infiltración local de anestesia durante la cirugía o la analgesia controlada por el paciente. Todos estos progresos han permitido disminuir drásticamente el consumo de opioides perioperatorios.

Últimas novedades en prótesis de rodilla: alta precoz

Protocolos de Fast Track o alta precoz

Todas las medidas previas, así como otros avances en prótesis de rodilla, nos permiten haber reducido el tiempo que el paciente tiene que pasar en el hospital después de la cirugía. Tras la intervención, la movilización del paciente es inmediata, permitiéndosele sentarse en las primeras 24 horas tras la operación y caminar, por lo que tras dos o tres noches en el hospital el 80% de los pacientes están en condiciones de poder volver a su domicilio.

Cirugía Mínimamente Invasiva (MIS)

Las mejoras en la técnica quirúrgica, nos ha permitido ir reduciendo progresivamente el tamaño de la incisión necesaria para implantar una prótesis de rodilla. Sin embargo, no todos los pacientes son candidatos a cirugía MIS, debiendo ser analizado cada caso por un cirujano especialista en prótesis de rodilla.

Uso de Robots o Navegación

Como en otros campos de la cirugía, la cirugía robótica (uso de un brazo robótico para implantar la prótesis) y la navegación (herramienta a modo de “GPS” que permite orientarnos durante la intervención) han supuesto avances significativos en la precisión necesaria para implantar una prótesis de rodilla. Su efectividad real en lo que a resultados se refiere está aún en fase de estudio.

Guía de corte impresa vs guía convencional

Instrumentos impresos en 3D específicos para un paciente

La tecnología de impresión 3D es otra de las últimas novedades en prótesis de rodilla que ayuda a mejorar la intervención. Previamente a la cirugía se realiza, mediante estudio con TAC y radiografías, un molde en 3D de la rodilla a intervenir, en base al cual, se diseñan las guías de corte que se usarán específicamente para ese paciente. Conceptualmente es como el patrón a medida que hace un sastre para poder hacer un traje a medida a un cliente.

Prótesis a medida

De igual manera que se pueden diseñar las guías o instrumentales para la cirugía a medida mediante tecnología 3D (punto anterior), también es posible diseñar a medida la propia prótesis de rodilla para el paciente (en este caso sería el traje). De nuevo su efectividad real en lo que a mejorar los resultados de un paciente esta aún en estudio. Una variante intermedia de las prótesis a medida podrían ser las prótesis específicas para genero, puesto que en ocasiones la anatomía de la rodilla de la mujer y el hombre pueden variar.

Nuevos materiales

El material ideal de cualquier prótesis implantada en la rodilla debería ser resistente (permitiendo una duración lo más larga posible de la prótesis), biocompatible y que permita su integración en el hueso del paciente. En los últimos años, algunos avances en biomateriales han permitido acercarnos a esos objetivos en la cirugía de prótesis de rodilla: aleaciones de Titanio, Tantalio (metal trabecular) y Oxinium (Oxido de Zirconio) son algunos de los ejemplos de progresos en materiales usados en prótesis de rodilla.

Prótesis de rodilla de Tantalio

Últimos avances en prótesis de rodilla: ¿qué esperar en el futuro?

El futuro de la cirugía de prótesis de rodilla pasa por mejorar el proceso completo y no solo la intervención. Todos los avances y novedades deberían permitir mejorar la congruencia de la prótesis con la anatomía del paciente, la movilidad de la articulación tras la operación y aumentar la duración de la prótesis al disminuir su desgaste con el paso del tiempo.

Todo ello en una época en la que la ortobiología (tratamientos con células madre, tratamiento de lesiones del cartílago de la rodilla…) está en desarrollo y puede que en un futuro (no a día de hoy) permita evitar esta operación a un determinado grupo de pacientes.

Le invito a compartir este artículo sobre los últimos avances en prótesis de rodilla con aquellas personas que entienda que puedan estar interesadas. En el caso de que haya alguna novedad de interés, este texto será actualizado.